Tipos de aceite de oliva



Descripción de aceite de oliva

Propiedades del aceite de oliva

Tipos de aceite de oliva

Denominaciones de Origen del aceite de oliva

Historia del aceite de oliva

Elaboración y obtención del aceite de oliva

Usos del aceite de oliva

 

 

Comprar aceite de oliva

Comprar aceite de oliva ecológico

Ver productores de aceite de oliva


 

Tipos de aceite de oliva

 

1. Aceite de oliva virgen: Aceites obtenidos a partir del fruto del olivo únicamente por procedimientos mecánicos u otros procedimientos físicos, en condiciones que no ocasionen la alteración del aceite, y que no hayan sufrido tratamiento alguno distinto del lavado, la decantación, el centrifugado y la filtración, con exclusión de los aceites obtenidos mediante disolvente, mediante coadyuvante de acción química o bioquímica, o por procedimiento de reesterificación y de cualquier mezcla con aceites de otra naturaleza (pueden ser fino, lampante o extra). Dentro del aceite de oliva virgen extra cabría destacar también, el aceite de oliva virgen extra ecológico.

 

2. Aceite de oliva refinado: Aceite de oliva obtenido mediante el refino de aceites de oliva vírgenes. Es de color pálido, su acidez no llega a 0,2º por lo que apenas tiene sabor y contiene muy pocas vitaminas, fitosteroles y sustancias responsables de aroma.

 

3. Aceite de oliva o puro de oliva: Es una mezcla del de oliva virgen y de aceite de oliva refinado. Su acidez no debe superar 1º. Es el aceite más común en el mercado.

 

4. Aceite de orujo de oliva: El residuo que resta junto a los residuos sólidos de la aceituna una vez separado el primer aceite por prensado en frío es el de peor calidad y necesita ser refinado hasta que su acidez máxima llegue a 0,3º.

 

Dentro de los diferentes tipos de aceite de oliva, el virgen y el puro de oliva, son los más ricos en vitamina E (de acción antioxidante) y fitosteroles (sustancias que contribuyen a reducir los niveles de colesterol en sangre). Todos los aceites destacan por el elevado contenido en grasas monoinsaturadas, sobretodo ácido oléico. Entre ellos, el aceite de oliva ecológico destaca en especial por estar libre de sustancias químicas, desde que se planta el olivo hasta que de muele la aceituna.

 

El aceite de oliva virgen extra ecológico, es el aceite de oliva llevado a su máxima calidad en todos los sentidos, tanto en el cultivo como en la esmerada elaboración, una autentica delicia gourmet para los paladares más exigentes. Es un aceite con muchas más cualidades al carecer de residuos químicos y desde el punto de vista gastronómico, su sabor ensalaza cualquier receta de cocina elaborado con el.

 

Todas las variedades de olivas producen excelentes aceites de oliva ecológicos siempre y cuando las aceitunas estén sanas, se hayan cultivado bajo los requisitos de la agricultura ecológica, se molturen el mismo día de la recolección y el aceite se almacene de forma apropiada.

 

El aceite de oliva virgen extra ecológico, se obtiene en una almazara autorizada para elaborar aceite ecológico y debe provenir de aceitunas cultivadas sin emplear ni productos fitosanitarios químicos de síntesis ni abonos químicos y utilizando otras técnicas de cultivo que garantizan que el aceite procedente de estas aceitunas no tiene ningún residuo de pesticida ni ningún otro componente nocivo para la salud del consumidor. Además, la aceituna que da aceite de oliva ecológico se ha cultivado con un profundo respeto al medioambiente en la finca.

 

Para obtener un aceite de oliva virgen extra ecológico de calidad es imprescindible recolectar la fruta en el óptimo momento de maduración. Este es el envero, la mayoría de las aceitunas están cambiando el color, muy pocas son verdes y algunas ya estás maduras. Se recolectan con esmerado cuidado para no dañar las aceitunas y hay que llevarlas pronto a la almazara para que no se estropeen. El mismo día que se recolectan se muelen, de otro modo, el tiempo de almacenamiento le haría perder cualidades. En la almazara se limpia, se lava y se clasifica la aceituna según calidad y variedad. Con unos trituradores mecánicos re rompen los tejidos vegetales para poder liberar el aceite de oliva virgen extra ecológico. El resultado es una pasta homogénea.

 

La pasta se prensa en frío y libera el aceite y el agua. Bien por decantación o bien por centrifugación se obtiene el aceite de oliva virgen extra ecológico y se separa del agua.

 

Una vez se tiene el aceite de oliva ecológico separado, hay que conservarlo en depósitos de acero inoxidable o trujales vitrificados. No debe llegar la luz del sol, no debe haber movimientos bruscos y, la temperatura debe ser suave y constante. Sólo así se preservarán las cualidades del aceite de oliva ecológico.

 

Casi todas las comunidades autónomas en España ejercen el control y la certificación de los productos de la agricultura ecológica mediante los Consejos o Comités de Agricultura Ecológica, que son organismos encargados de velar por el cumplimiento del Reglamento 2092/91, que garantiza que el aceite de oliva virgen extra ecológico cumple con todos los requisitos y garantias en cada uno de los procesos de su elaboración hasta llegar al consumidor.