Los agricultores apuestan por productos autóctonos en los menús escolares


Compartir Compartir noticia en:

 

Las asociaciones de agricultura ecológica preparan su desembarco con frutas y verduras en los comedores de los colegios

 

Los productores de agricultura ecológica preparan su desembarco en los colegios, en los que pretenden que se consuman productos autóctonos en lugar de los que llegan de otros países y de los transgénicos, que son aquellos a los que se les ha introducido artificialmente en laboratorio un gen de otra especie que, de una manera natural, jamás podría haber llegado a formar parte de ellos.



«Aquí tenemos materia prima de primera calidad y hay que aprovecharlo. Queremos alimentos con nombre y apellidos y que aseguren la máxima calidad, pues evidentemente no es lo mismo tomar una manzana unas horas después de haber sido recogida del árbol que tomarla varios días después de ser recolectada y habiendo permanecido en cámaras frigoríficas», indica Francisco Muñoz, presidente de la asociación Biosegura de Murcia, una de las que se dedican a este tipo de actividad en la Región y que distribuye tomates, lechugas, acelgas, espinacas, manzanas, peras, plátanos ... y así hasta una veintena de productos del campo y la huerta cultivados por pequeños y medianos productores de la Región.



Su experiencia de llevar los productos a los comedores es escasa, aunque ya se ha dado, tal y como cuenta Muñoz. «Lo hemos hecho durante varios años en centros de educación especial, que tienen cocina propia, y en junio solemos llevar cestas con fruta cultivada en nuestros huertos a varios colegios de Bullas, Archena y Murcia por petición expresa de las asociaciones de padres de alumnos, pero aspiramos a que esta actividad se generalice y que con ello se fortalezca un sector que busca la subsistencia».



Apoyo de Ecologistas en Acción
Las asociaciones que apuestan por la agricultura ecológica cuentan con respaldo social, algo que quedó de manifiesto ayer, cuando la organización Ecologistas en Acción reclamó «las máximas garantías en la alimentación para los escolares» y que para ello se sirvan en los comedores de los centros públicos de enseñanza menús con productos que no hayan sido modificados genéticamente o derivados de ellos.


Ese interés por que no se sirvan alimentos transgénicos y sí los procedentes de la agricultura ecológica certificada en los comedores escolares fue trasladado a la dirección general de Promoción, Ordenación e Innovación Educativa.



El objetivo es llevar a los colegios los menús desarrollados por el Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de la Región para así «asegurar un mejor desarrollo físico e intelectual», según indicó la organización en un comunicado, en el que se citan como ejemplo iniciativas que ya se han puesto en marcha en otras comunidades, como el programa de la Junta de Andalucía Alimentos ecológicos para el consumo social en Andalucía, o el hecho de que en Italia haya leyes que obligan a introducir alimentos ecológicos en los menús escolares.



Ecologistas en Acción advierte de que existe «una amplia literatura científica que asocia la presencia de pesticidas y tóxicos en los cuerpos de los niños, aún a niveles muy bajos de concentración, con diversos problemas de salud que van desde el cáncer a alteraciones hormonales, pasando por otros que tienen que ver con el rendimiento escolar, tales como la alteración del equilibrio de la química cerebral que podría desembocar en problemas como el déficit de atención e hiperactividad».



Y es que, según fuentes de Ecologistas en Acción, «investigaciones de varios científicos de la comisión de expertos de alimentos modificados genéticamente de la Unión Europea y de diferentes universidades en todo el mundo han encontrado evidencias claras de una relación entre el consumo de alimentos modificados genéticamente y determinados riesgos para la salud, como la posible afección a las funciones renales y hepáticas, desarrollo de alergias, cánceres y malformaciones congénitas».

 

 

Fuente: La opinión de Murcia