COAG denuncia a Alcampo por etiquetar aceite de oliva normal como virgen extra


COAG denuncia a Alcampo por etiquetar aceite de oliva normal como virgen extra
 
La compañía dice que hubo un error de etiquetado y asegura que todo el producto fue retirado
 
 
La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha denunciado a Alcampo ante los servicios de Consumo de la Junta de Andalucía "por etiquetar aceite de oliva refinado mezclado con aceite de oliva virgen como virgen extra", según informó la organización agraria en un comunicado.
 
Por su parte, fuentes del grupo de distribución dijeron a Europa Press que se detectó un "error" en el etiquetado y afirmaron que todo el producto ha sido retirado de la comercialización.
 
COAG, que indicó que la retirada del producto se produjo tras la visita de los inspectores de la Junta, señaló que fuentes de la investigación le han confirmado que las muestras recogidas se analizarán en los próximos días en el laboratorio de referencia de Andalucía Oriental de Granada para determinar la calidad del aceite.
 
Entonces se podrá conocer el contenido de estos envases, es decir, si se está vendiendo aceite refinado mezclado con aceite de oliva virgen al precio de un virgen extra, "lo que constituiría un fraude al consumidor", o bien si se está vendiendo virgen extra con un etiquetado erróneo de aceite refinado, "utilizando el aceite como gancho comercial". Por el momento, este aceite ha entrado en la Red de Alertas de Consumo.
 
Representantes de COAG-Jaén detectaron el pasado 11 de febrero en el hipermercado de Alcampo en Linares garrafas de tres y cinco litros de Auchan (marca propia de Alcampo), etiquetadas bajo la denominación ’aceite de oliva virgen extra’.
 
Sin embargo, en la misma etiqueta se detallaba en un cuerpo de letra mucho menor la información relativa al contenido, sobre el que se indicaba ’aceite que contiene exclusivamente aceites de oliva que se hayan sometido a un tratamiento de refinado y de aceites obtenidos directamente de aceitunas’, denominación reservada por la normativa comunitaria al aceite de oliva refinado con el aceite de oliva virgen.
 
En su denuncia COAG sostiene que el aceite puesto a la venta por Alcampo infringe el reglamento 1019/2002 de 13 de junio de 2002 de la Comisión Europea sobre normas de comercialización del aceite de oliva.
 
En el artículo 3 dicha normativa recoge que el etiquetado del aceite de oliva envasado deberá recoger para la categoría ’aceite de oliva virgen extra’ la información ’aceite de oliva de categoría superior obtenido directamente de aceitunas y sólo mediante procedimientos mecánicos’.
 
Por su parte, el aceite de oliva --contiene exclusivamente aceites de oliva refinados y aceites de oliva vírgenes-- debe indicar que es ’aceite que contiene exclusivamente aceites de oliva que se hayan sometido a un tratamiento de refinado y de aceites obtenidos directamente de aceitunas’.
 
 
EXTREMAR EL CONTROL
 
Por todo ello, COAG instó a la Administración a extremar sus controles para impedir que productos etiquetados de forma incorrecta puedan llegar fácilmente a los lineales.
 
"Es labor de las autoridades competentes velar por el interés del consumidor y vigilar cualquier tipo de fraude que pueda menoscabar su libertad de elección", concluyó el responsable del sector del aceite de oliva de la organización, Gregorio López.
 
 
Fuente: Europa Press