Pera


  La pera fruta pertenece a la familia de las Rosáceas, que incluye más de 2000 especies de plantas herbáceas, arbustos y árboles distribuidos por regiones templadas de todo el mundo. Las principales frutas europeas de esta gran familia son: manzana, níspero, membrillo, ciruelas, fresas, moras, etc. Su forma depende de la variedad y oscila entre la de una manzana y la de una lágrima, así como su sabor, textura y color, que va desde el amarillo hasta el verde pasando por el rojo y el pardo. 
 
Origen de la pera:
 
La pera es originaria de regiones de Europa oriental y de Asia occidental, donde se cultiva desde épocas muy remotas. Los griegos y los romanos conocieron el cultivo del peral y fueron estos últimos los que lo introdujeron en la Cuenca del Ebro. China y España son los principales países productores en la actualidad.
 
Características de la pera:
 
-Forma: tiene forma de pomo redondeado o de lágrima. Contiene 5 celdas con 1 ó 2 semillas cada una, aunque hay variedades que no las tienen.
 
-Tamaño y peso: el peso puede alcanzar los 170 gramos, pero siempre depende de la variedad.
 
-Color: en general, las peras son verdes y de piel lisa, aunque se vuleven amarillas cuando maduran.
 
-Sabor: la pulpa es dura y ácida cuando la pera está verde, una vez madura se queda blanca y su sabor es más dulce.
 
Valores nutritivos de la pera: 
 
La pera es muy apreciada por sus propiedades nutritivas y su delicado sabor. Ideal para regímenes.
 
-Agua: es el mayor componente de la pera.
 
-Minerales: Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro, Azufre, Silicio, Sodio, taninos de acción astringente y Potasio, este último es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal y para la intervención en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
 
-Vitaminas: su contenido de vitaminas no es destacable. Contiene las vitaminas B1, B2 y Niacina o B12, todas del complejo B, las cuales regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; fortifican el músculo cardíaco; protegen la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento. También tiene vitaminas A y C.
 
La pera también contiene propiedades astringentes. Destaca su aporte de azúcares y en fibra, destinada a mejorar  la digestión. Su contenido en calorías es bajo, cerca de 53 calorías por cada 100 gramos de fruta.
 
Variedades de pera:
 
Las peras presentan mejor calidad cuando se cosechan. Las peras de otoño deben recogerse inmaduras, cuando no hayan alcanzado su máximo volumen. Las peras de invierno se recogen cuando empieza a caer la hoja, ya que si se recolectan demasiado pronto se marchita la corteza y la pulpa. En función de la variedad, podemos disponer de esta fruta todo el año, las más destacables son:  
-Buen cristiano William’s: su fruto es grande, de base ancha, irregular, piel brillante verdosa que cambia a amarillo limón al madurar. Carne blanca, jugosa, azucarada y muy perfumada. Ideal para hacer conservas, como mermelada, etc. Se recolecta en agosto y septiembre.
 
-Doctor Jules Guyot (limonera): pera de fruto grueso, de forma irregular, abollada. Piel lisa amarilla con punteado, teñida de rojo carmín por la acción del sol. Carne blanca, fina, jugosa, azucarada y perfumada. Se recolecta en julio y agosto.
 
-Buena Luisa de Avranches: fruta de gran tamaño, con cuello poco acentuado. Piel lisa poco brillante, amarillo tirando a verdosa, rosada o estriada de rojo carmín, con punteados abundantes. Carne blanca, jugosa, dulce, ligeramente acidulada y aromática. Buena conservación en frigorífico. Se recolecta en el mes de septiembre.
 
-Bartlett: pera con forma de campana, con un color amarillo brillante. La pulpa es carnosa, blanca y muy suave. Es ideal para elaborar conservas o como fruta fresca.
 
-Anjou: tiene forma de huevo, la piel es suave y de color verde. Tiene gran cantidad de jugo y un sabor dulce. Resiste bien el transporte y es ideal como fruta fresca.
 
-Bosc: tiene el cuerpo simétrico, el cuello alargado, la piel de color café y es de las peras más aromáticas. Por su carnosidad es la que más se emplea para cocinar.
 
-Comice: tiene forma redondeada, de color verde y algo rojiza. Es la variedad más dulce y jugosa de todas.
 
-Blanca de Aranjuez (pera Blanquilla): este fruto tiene un tamaño regular y una piel lisa, fina, brillante y verdosa. Carne blanca, muy jugosa y agradable, con un corazón muy pequeño. Soporta bien las bajas temperaturas y se recolecta durante los meses de agosto y septiembre.
 
-Pera Conferencia: destaca por su excelente calidad gustativa y por su buena conservación en frío.
 
-De Roma: tiene un tamaño mediano o grande, de forma irregular y achatada. Piel ligeramente rugosa y ruda, de color verde que pasa al amarillo con la maduración, sus manchas son cobrizas. Carne blanca tirando a amarillo, muy jugosa, dulce y con ligero sabor a moscatel.
 
-Otras variedades: también maduran durante el invierno son las siguiente peras: Coscia, Azúcar Verde, Leonardeta, Trinidad y Avate Fetel.
 
Peras con Denominación de Origen:
 

-Pera de Jumilla: las peras de la Denominación de Origen Pera de Jumilla son es el fruto de la especie Pyrus communis L., procedente de la variedad Ercolini.

 

Más información sobre la Pera de Jumilla

 

-Pera de Lleida:  las peras de la Denominación de Origen de la pera de LLeida son frutos de la especie Pyrus communis L., que procede de las variedades limonera, blanquilla y conference de las categorías extra y primera, destinado a consumo en fresco.

 

Más información de la Pera de Lleida

 

-Pera de Rincón de Soto: la Pera producida en la zona geográfica Protegida es más grande, de forma más alargada, más dulce, algo más dura y con piel más verdosa que otras producidas en zonas limítrofes, adquiriendo mayor valor en el mercado.

Más información sobre las Peras de Rincón de Soto

     
     
Recetas con pera