Manzana fuji


  La manzana fuji se considera una de las mejores variedades de manzana que existen. La manzana fuji es una variedad desarrollada en el Tohoku Research Station en Morioka, Japón, a finales de 1930 e introducida en el mercado en 1962. Proviene de las dos variedades americanas Red Delicious y Virginia Ralls Genet. Las manzanas fuji son grandes o muy grandes y redondas. Su color es rojo, con algunas zonas verdosas.
Contienen entre 9 y 11% de azúcar por peso y una carne densa que es más dulce y crocante que la mayoría de las manzanas. Las manzanas fuji tienen muy larga vida, aun sin refrigeración, refrigeradas duran 5-6 meses.
 
Origen de la manzana fuji:
 

La manzana fuji se cultiva desde hace más de 15.000 años, su origen parece ser el Cáucaso y las orillas del Mar Caspio. Fue traída a Europa por los romanos y en la actualidad existen unas 1.000 especies, como resultado de diferentes hibridaciones entre especies silvestres.

Es un árbol de mediano tamaño (12 m de altura), caducifolio, de copa redondeada, abierta y numerosas ramas que se disponen casi en horizontal. Posee hojas ovaladas, suavemente dentadas en los bordes y de fuerte color azul con pubescencia en el envés. Al estrujarlas despiden un agradable aroma.

Las llamativas flores (también aromáticas) tienen una corona 5 pétalos blancos, redondeados, frecuentemente veteados de rojo o rosa, penduculadas. Surgen agrupadas en racimos de entre tres y seis unidades de las ramas jóvenes laterales formando corimbos. Son hermafroditas, con un cáliz de cinco sépalos y numerosos estambres amarillos. El manzano florece en primavera antes de la aparición anual de sus hojas. El fruto que se desarrolla a partir de este pedúnculo floral que se vuelve carnoso es la manzana. De piel verde amarilla o roja, es suave y brillante. Su pulpa es jugosa y dulce y continene semillas. La manzana suele madurar hacia el otoño. La manzana del manzano silvestre se diferencia por un color verde amarillento en su piel y de sabor agrio.

 
Cultivo de la manzana fuji:
 
Los huertos de manzanos fuji se constituyen plantando árboles de 2 ó 3 años. Normalmente se adquieren en viveros, donde son cultivados por injerto (de escudete, corona o incrustación). Los rizomas, que son producidos por semilla o clonados utilizando tejido de cultivo o acodo, se dejan crecer durante 1 año. Cuando el nuevo árbol está preparado, se corta un vástago obtenido de la especie cultivar deseada y se injerta, acortando el tronco y eliminando las ramas superiores del portainjertos. Con el tiempo, las dos secciones crecen juntas, dando los frutos de la especie que prestó su vástago.
 
Propiedades:
 
Pectina en la manzana fuji:
 

La manzana fuji tiene gran cantidad de pectina, una fibra soluble muy beneficiosa para mejorar, entre otros, los problemas gastrointestinales y reduce las tasas de colesterol: los especialistas consideran que dos manzanas diarias ayudan a reducir hasta un 10% del nivel de colesterol.

 
Potasio:
 
La manzana fuji posee también un alto contenido en potasio, lo que propicia que el corazón funcione a pleno rendimiento y que mejore la presión sanguínea.
 
Calorias que contiene la manzana fuji:
 
Una pieza de 150 gramos sólo tiene 80 calorías, de las cuales ni una sola procede de materia grasa, por lo que las manzanas se convierten en un elemento imprescindible en las dietas de adelgazamiento. Además carece de colesterol, aporta 5 gramos de fibra y sólo 16 de azúcares.
Una manzana fuji  tiene 22 gramos de carbohidratos y carece de proteínas. También tiene grandes aportes de vitaminas B1, B2 y B6, así como potasio, fósforo y calcio. Los minerales y las vitaminas se encuentran en la piel, por eso es más recomendable comer la manzana con cáscara.
 
Usos de la manzana fuji:
 
Es un árbol de manzano fuji es muy extendido por su uso ornamental y por sus frutos. Su madera dura y con ligero brillo es utilizada en la artesanía.