Conservas


  Conserva alimenticia es el resultado del proceso de manipulación de los alimentos de tal forma que sea posible preservarlos en las mejores condiciones posibles durante un largo periodo de tiempo, el objetivo final de la conserva es mantener los alimentos preservados de la acción de microorganismos capaces de modificar las condiciones sanitarias y de sabor de los alimentos.
El periodo de tiempo que se mantienen los alimentos en conserva es muy superior al que tendrían si la conserva no existiese.
 
Las formas tradicionales de conserva en la cocina española son: el salazón, es decir, mediante secado por sal. La Orza mediante inmersión en grasas animales y los encurtidos como las aceitunas.
 
Historia de las conservas:
 
Antes de las conservas, existían diferentes métodos para mantener las propiedades de los alimentos; se conservaban en lugares secos y oscuros, se envolvían en sustancias que hacían la función de proteger como el azúcar, vegetales, grasa, aceite, miel, arcilla, hielos,el vinagre para las legumbres y frutos.

También se conocían los procesos de ahumados como uno de los métodos para conservar alimentos.
 
Conservas en el mundo:
España
 
El primer español que supo ver en éste nuevo invento algo rentable fue José Colin, el cual en 1820 montó una fábrica en Nantes y se dedicó a producir y envasar sardinas fritas y luego conservadas en aceite, llegando a tener una producción de más de 10.000 botes al día, de ahí el dicho, hasta muy entrado el siglo XX, de envasados al estilo de Nantes. La fábrica de Nantes fue convertida en museo por la casa Amieux pero fue destruida en 1943 en un bombardeo aéreo de la Segunda Guerra Mundial.
 
La noticia de la conserva llegó a España en el año 1840 con el naufragio frente a Finisterre de un velero francés, en menos de un año se creó la primera fábrica conservera de pescado. Ocho años más tarde aparecerá en La Rioja la primera instalación de conservas vegetales. España es hoy un de los primeros productores mundiales de conservas, y sus productos gozan de reconocimiento internacional.
 
Las formas tradicionales de conserva en la cocina española son:
 
Salazón: es decir mediante secado por sal, uno de los ejemplos más claros es el bacalao en salazón y el jamón.
 
Orza: es decir mediante inmersión en grasas animales.
 
Encurtidos: como las aceitunas.
Peru
 
Chile destacó como el pionero en la fabricación de conservas en América latina,  concretamente en Valparaíso en 1872, su producción no era constante, ya que sólo funcionaba en los cortos periodos de temporada marisquera, pero sigue hasta la actualidad llevada por sus herederos dicha empresa, ampliando la producción en estos momentos a fabricación de envases.

Actualmente Perú es el primer productor de conservas en el hemisferio sur.
 
 
Descargar información sobre Conservas en PDF