Ahumados


 

El ahumado es una técnica que se emplea en gastronomía, se trata en someter alimentos a un humo que proviene de fuegos realizados de maderas de poco nivel de resina. Este proceso proporciona el sabor característico del ahumado, además puede utilizarse como conservador de alimentos, ya que este método permite que los alimentos duren mucho más tiempo y en un estado comestible. Pueden consumirse ahumados fríos o bien calientes, según el alimento que se someta a esta técnica.

 
Historia del ahumado:
 
Desde épocas remotas los ahumados se preservan de este modo. Se descubrió que los alimentos que colgaban de los fogones que se utilizaban para calefacción y cocinar duraban más que los alimentos que no estaban en contacto con el humo. Este proceso de preservación se podría comparar con el salado para preservar el alimento; básicamente, le quita la humedad a los alimentos y se le transfiere sabores.
 
Características:
 

Existen dos tipos de ahumados, en frío y en caliente.

 

En frío: el proceso de este tipo de ahuamdo dura aproximadamente de 24 a 48 horas (dependiendo del alimento) y no debe superar los 30ºC.

 

 En caliente: la temperatura de este ahumado debe ser mayor a los 60º y no superar lo 75ºC. Se recomienda primero realizar el ahumado en frío y luego en caliente.

 

Alimentos ahumados:

 
  • Quesos: como el queso de Gamonedo, el ahumado de Áliva (Quesucos de Liébana), una variedad del Ragusano italiano, el damski polaco o el rächerkäse alemán.
  • Cervezas: Rauchbier.
  • Tés: Lapsang souchong.
  • Whiskies: Whisky escocés (algunas marcas).
 
 
Descargar información sobre Ahumados en PDF